2 feb. 2017

jondo


Llegué una noche al límite arterial de un tiempo
donde aún era posible la conexión
con gentes zaheridas
abatidas con decoro de apátridas
aquella fascinante ceremoniosa manera
de sacar a flote la intimidad
a través de una quejumbre oriunda
de la más neta sabiduría de la sangre
y no transcrita nunca en un pentagrama
a no ser que se hiciera
con la onomástica deflagración de un grito.

J.M. Caballero Bonald.

3 comentarios:

  1. Un homenaje muy bonito
    http://www.rtve.es/alacarta/audios/nuestro-flamenco/nuestro-flamenco-310117/3892138/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el enlace, Juan José.

      Eliminar