30 nov. 2016

Qué lástima - León Felipe




¡Qué lástima
que yo no pueda cantar a la usanza
de este tiempo lo mismo que los poetas de hoy cantan!
¡Qué lástima
que yo no pueda entonar con una voz engolada
esas brillantes romanzas
a las glorias de la patria!
¡Qué lástima
que yo no tenga una patria!

Sé que la historia es la misma, la misma siempre, que pasa
desde una tierra a otra tierra, desde una raza
a otra raza,
como pasan
esas tormentas de estío desde esta a aquella comarca.
¡Qué lástima
que yo no tenga comarca,
patria chica, tierra provinciana!
Debí nacer en la entraña
de la estepa castellana
y fui a nacer en un pueblo del que no recuerdo nada;
pasé los días azules de mi infancia en Salamanca,
y mi juventud, una juventud sombría, en la Montaña.

Después... después ya no he vuelto a echar el ancla,
y ninguna de estas tierras me levanta
ni me exalta
para poder cantar siempre en la misma tonada
al mismo río que pasa
rodando las mismas aguas,
al mismo cielo, al mismo campo y en la misma casa.
¡Qué lástima
que yo no tenga una casa!
Una casa solariega y blasonada,
una casa
en que guardara,
a más de otras cosas raras,
un sillón viejo de cuero, una mesa apolillada
y el retrato de un mi abuelo que ganara
una batalla.
¡Qué lástima
que yo no tenga un abuelo que ganara
una batalla,
retratado con una mano cruzada
en el pecho, y la otra en el puño de la espada!
Y, ¡qué lástima
que yo no tenga siquiera una espada!

Porque..., ¿Qué voy a cantar si no tengo ni una patria,
ni una tierra provinciana,
ni una casa
solariega y blasonada,
ni el retrato de un mi abuelo que ganara
una batalla,
ni un sillón viejo de cuero, ni una mesa, ni una espada?
¡Qué voy a cantar si soy un paria
que apenas tiene una capa!

Sin embargo...
en esta tierra de España
y en un pueblo de la Alcarria
hay una casa
en la que estoy de posada
y donde tengo, prestadas,
una mesa de pino y una silla de paja.
Un libro tengo también. Y todo mi ajuar se halla
en una sala
muy amplia
y muy blanca
que está en la parte más baja
y más fresca de la casa.

Tiene una luz muy clara
esta sala
tan amplia
y tan blanca...
Una luz muy clara
que entra por una ventana
que da a una calle muy ancha.
Y a la luz de esta ventana
vengo todas las mañanas.
Aquí me siento sobre mi silla de paja
y venzo las horas largas
leyendo en mi libro y viendo cómo pasa
la gente a través de la ventana.
Cosas de poca importancia
parecen un libro y el cristal de una ventana
en un pueblo de la Alcarria,
y, sin embargo, le basta
para sentir todo el ritmo de la vida a mi alma.

Que todo el ritmo del mundo por estos cristales pasa
cuando pasan
ese pastor que va detrás de las cabras
con una enorme cayada,
esa mujer agobiada
con una carga
de leña en la espalda,
esos mendigos que vienen arrastrando sus miserias, de Pastrana,
y esa niña que va a la escuela de tan mala gana.
¡Oh, esa niña! Hace un alto en mi ventana
siempre y se queda a los cristales pegada
como si fuera una estampa.


¡Qué gracia
tiene su cara
en el cristal aplastada
con la barbilla sumida y la naricilla chata!
Yo me río mucho mirándola
y la digo que es una niña muy guapa...
Ella entonces me llama
¡tonto!, y se marcha.
¡Pobre niña! Ya no pasa
por esta calle tan ancha
caminando hacia la escuela de muy mala gana,
ni se para
en mi ventana,
ni se queda a los cristales pegada
como si fuera una estampa.
Que un día se puso mala,
muy mala,
y otro día doblaron por ella a muerto las campanas.

Y en una tarde muy clara,
por esta calle tan ancha,
al través de la ventana,
vi cómo se la llevaban
en una caja
muy blanca...
En una caja
muy blanca
que tenía un cristalito en la tapa.
Por aquel cristal se la veía la cara
lo mismo que cuando estaba
pegadita al cristal de mi ventana...
Al cristal de esta ventana
que ahora me recuerda siempre el cristalito de aquella caja
tan blanca.
Todo el ritmo de la vida pasa
por este cristal de mi ventana...
¡Y la muerte también pasa!

¡Qué lástima
que no pudiendo cantar otras hazañas,
porque no tengo una patria,
ni una tierra provinciana,
ni una casa
solariega y blasonada,
ni el retrato de un mi abuelo que ganara
una batalla,
ni un sillón de viejo cuero, ni una mesa, ni una espada,
y soy un paria
que apenas tiene una capa...
venga, forzado, a cantar cosas de poca importancia!



Ya no hay locos - León Felipe





Pero ya no hay locos
Ya no hay locos, amigos, ya no hay locos. Se murió aquel manchego,
aquel estrafalario fantasma del desierto y ... ni en España hay locos.
Todo el mundo está cuerdo, terrible, monstruosamente cuerdo.
Oíd ... esto,
historiadores ... filósofos ... loqueros ...
Franco ... el sapo iscariote y ladrón en la silla del juez repartiendo castigos y premios,
en nombre de Cristo, con la efigie de Cristo prendida del pecho,
y el hombre aquí, de pie, firme, erguido, sereno,
con el pulso normal, con la lengua en silencio,
los ojos en sus cuencas y en su lugar los huesos ...
El sapo iscariote y ladrón repartiendo castigos y premios ...
y yo, callado, aquí, callado, impasible, cuerdo ...
¡cuerdo!, sin que se me quiebre el mecanismo del cerebro.

¿Cuándo se pierde el juicio? (yo pregunto, loqueros).
¿Cuándo enloquece el hombre? ¿Cuándo, cuándo es cuando se enuncian los conceptos
absurdos y blasfemos
y se hacen unos gestos sin sentido, monstruosos y obscenos?
¿Cuándo es cuando se dice por ejemplo:
No es verdad. Dios no ha puesto
al hombre aquí, en la Tierra, bajo la luz y la ley del universo;
el hombre es un insecto
que vive en las partes pestilentes y rojas del mono y del camello?
¿Cuándo si no es ahora (yo pregunto, loqueros),
cuándo es cuando se paran los ojos y se quedan abiertos, inmensamente abiertos,
sin que puedan cerrarlos ni la llama ni el viento?
¿Cuándo es cuando se cambian las funciones del alma y los resortes del cuerpo
y en vez de llanto no hay más que risa y baba en nuestro gesto?

Si no es ahora, ahora que la justicia vale menos, infinitamente menos
que el orín de los perros;
si no es ahora, ahora que la justicia tiene menos, infinitamente menos
categoría que el estiércol;
si no es ahora ... ¿cuándo se pierde el juicio?
Respondedme loqueros,
¿cuándo se quiebra y salta roto en mil pedazos el mecanismo del cerebro?
Ya no hay locos, amigos, ya no hay locos. Se murió aquel manchego,
aquel estrafalario fantasma del desierto
y ... ¡Ni en España hay locos! ¡Todo el mundo está cuerdo,
terrible, monstruosamente cuerdo! ...
¡Qué bien marcha el reloj! ¡Qué bien marcha el cerebro!
Este reloj ..., este cerebro, tic-tac, tic-tac, tic-tac, es un reloj perfecto ...,
perfecto, ¡perfecto!

19 nov. 2016

Nacidos para esto - Charles Bukowski



nacidos así
para esto
sonríen las caras dibujadas con tiza
se ríe la Sra. Muerte
los ascensores se averían
los escenarios políticos se disuelven
el mozo del supermercado recibe un título universitario
los peces oleosos escupen sus oleosas presas
el sol se esconde tras una máscara

nacemos
así
para esto para estas guerras cuidadosamente insensatas
para contemplar las ventanas rotas de la fábrica de la vaciedad
para los bares donde la gente ya no se habla
para las peleas a puñetazos que acaban en tiroteos y cuchilladas
nacidos para esto
para hospitales tan caros que resulta más barato morirse
para abogados que cobran tanto que resulta más barato declararse culpable
para un país donde las cárceles están llenas y los manicomios cerrados
para un lugar donde las masas elevan a los imbéciles a la categoría de héroes y millonarios

nacidos para esto
andando y viviendo en esto
muriendo por esto
enmudecidos por esto
castrados
viciosos
desheredados
por esto
engañados por esto
usados por esto
meados por esto
enloquecidos y enfermados por esto
convertidos en violentos
en inhumanos
por esto



el corazón se ennegrece
los dedos se dirigen al cuello
al arma
al cuchillo
a la bomba
los dedos imploran a un dios que no responde

los dedos se dirigen a la botella
a la pastilla
al polvo

nacemos a esta lastimosa devastación
nacemos bajo un gobierno que lleva endeudado 60 años
y que pronto no podrá ni siquiera pagar el interés de esa deuda
y los bancos arderán
el dinero no servirá para nada
se producirán asesinatos por la calle, a la vista de todos, que
quedarán impunes
habrá armas y revueltas por todas partes
la tierra no servirá para nada
disminuirá la producción de alimentos
el control del poder nuclear estará en muchas manos
las explosiones sacudirán sin cesar la Tierra
hombres robot afectados por las radiaciones se acecharán unos a otros
los ricos y los elegidos lo observarán todo desde plataformas espaciales
el Infierno de Dante parecerá un juego de niños comparado con esto
no se verá el sol y siempre será de noche
los árboles se morirán
desaparecerá la vegetación
hombres afectados por las radiaciones devorarán la carne de otros
hombres afectados por las radiaciones
el mar estará contaminado
los lagos y ríos se volatilizarán
la lluvia será el nuevo oro

un viento oscuro esparcirá el hedor de los cuerpos putrefactos de hombres y animales

nuevas y horribles enfermedades asediarán a los últimos y escasos supervivientes
y las plataformas espaciales desaparecerán por consunción
por el agotamiento de las provisiones
por efecto de la decadencia general

y entonces reinará el silencio más hermoso que

se haya oído nunca.

con el sol todavía oculto

a la espera del siguiente capítulo.














15 nov. 2016

No podemos...



“No podemos vivir eternamente rodeados de muertos y de muerte, y si todavía quedan prejuicios hay que destruirlos... No podemos encerrarnos cobardemente en un texto, un libro, una revista de los que ya nunca más saldremos, sino al contrario, salir fuera para sacudir,  para atacar... ¿Si no, para qué sirve?

Antonin Artaud

19 oct. 2016

Polvo en el viento



Dust in the wind (Polvo en el viento)

Cierro los ojos
sólo por un momento
y el momento se esfuma.

Todos mis sueños
pasan ante mis ojos,
…una bagatela.

Polvo en el viento
todo lo que son es polvo en el viento.

La misma vieja canción,
solo una gota de agua
en un mar inmenso. 

Todo cuanto hacemos
se desmorona,
aunque no queramos verlo.

Polvo en el viento,
todo lo que somos, es polvo en el viento.

No te resistas,
nada es para siempre
salvo la Tierra y el cielo.

Se escapa, se escurre,
y todo tu dinero
no comprará un minuto más.

Polvo en el viento
todo lo que somos es polvo en el viento...

Kansas - Dust in the wind


17 oct. 2016

Celia - poema de Fernando Valverde


                                                               A Celia, nacida hoy



No conoces la lluvia ni los árboles,

pero ya eres un bosque.



Hoy que comienza el mundo para ti,

que se pueblan tus ojos con el mar,

que todos te reciben como en una estación

donde se espera siempre,

que es principio y asombro,

mapas que no aseguran un lugar donde ir.



Hoy que el mundo comienza,

tristeza inadvertida,

eres el tiempo limpio,

el olor a madera y el silencio,

las preguntas sin sombras

y el amor sin orgullo

del que ha perdido todo.



Es esa mi certeza,

las olas, el océano,

tu risa que es un pájaro.



Has traído el murmullo de un recuerdo,

los pies pequeños, como pequeño

es el rastro de nieve que has dejado

en las horas de enero.



Cómo será la vida cuando crezca en tus manos

con la fragilidad de las buenas noticias,

como un pez que se escurre para volver al río.



Una tarde cualquiera,

con la misma sorpresa que un amor,

vas a sentir la brisa que ha tocado los árboles

con su cansancio antiguo.



Hay veces que es rugosa y escuece como un fósforo

cuando enciende un recuerdo…



Tus manos brillan,

no hay sombras ni puñales,

puedo ver los cometas

arañando la noche

como un barco que zarpa y se adentra en la niebla.



La vida es una casa donde habita un extraño,

un jardín del pasado al que no volverás,

una orilla que buscas con miedo a los fantasmas.

Pero también la vida

es una luz detrás de una ventana

cuando la oscuridad

ocupa cada hueco y cada continente.



Esta noche es oscura,

el tren busca unos brazos

que están al otro lado de las horas.



Mientras, pienso en el modo de decirte

que los sueños son parte de nosotros

como un embarcadero es un viaje.



Porque ya eres un bosque,

y hay delfines, y lagos, y montañas,

y amores imposibles

que se llamarán Celia.



Alguien dice tu nombre en el futuro

y se llena de gente una casa vacía,

todos se sientan a la mesa.

Ya lo habrás olvidado,

fue la felicidad quien sembró este dolor,

fue la felicidad igual que una tormenta

sobre un vaso vacío.



Cuando lleguen el miedo y la desesperanza,

y todas las cerezas hayan caído al barro,

y las gaviotas griten

el olvido imposible de una mujer herida

que siente que avanzar es quedarse más sola…



Si todo esto sucede

recuerda la manera en que la lluvia

se convierte en un árbol

y el modo en que las olas

son el final del agua y el principio del mar.



No conoces el mar, ni el barro, ni los árboles,

pero ya eres un bosque por el que pasa un río.



(De La insistencia del daño, 2014)


28 sept. 2016

Heriotzaren begiak






Etorriko da zure soaz heriotza
gor, logabe, alhadura zaharren gisa,
goiznabarretik gauera alboan dugun
ohidura zentzugabe bat bailitzan.

Zure begiak alferrikako hitza izanik
garraisi mutu, isiltasun oro isil,
goiz bakoitzean aurkitzen dituzu adi
ispilura begiratuz, ilun, hurbil.

Jakinen dugu egun hartan, oh
itxaropen!
bizitza zarela eta ezereza,
guziontzat du heriotzak soa zorrotz
bakar, mutu, leizera jetsiko gera.

Urratuko da ezpain hertsien keinua,
aurpegi arrotza leihoaren ondoan,
usadioen guneak desitxuratuz
biluztasuna nagusitzen denean.

Zure begiak argi grisaren errainu,
mendi ilunen goizorduko izotza,
esnatzearen dardara eta ikara
kale hutsetik hurbiltzen zarenean.

Jakinen dugu egun hartan, oh
itxaropen!
bizitza zarela eta ezereza,
gizontzat du heriotzak soa zorrotz
bakar, mutu, leizera jetsiko gera."

4 sept. 2016

"hay cosas que se aplastan si se explican" - Andrés Neuman






¡escarabajo! insiste
el loco que se arrastra por el patio
pero nadie parece comprender
esa premonición (¿el narrador sabrá?)
todos miran al cielo con el labio colgando
otro loco se traga el sol y eructa
el doctor nube pasa
se interesa
¿y por qué escarabajo?
el profeta enfurece
hay cosas que se aplastan si se explican

*

está también el loco de la muleta rota
deambula por el patio haciendo círculos
sí me partí la pierna
explica serio
y esa pierna era mía pobrecita
lo justo era partir también esta muleta
¡pero ya te curaste! corrige el enfermero
por eso dice el loco
ahora estoy esperando a que se cure
la muleta
lo dice y continúa
caminando tropieza se levanta
(difícil sostener el daño ajeno
concluye el narrador haciendo círculos)

*

pasame el tenedor exige el loco
de la muleta rota contemplando
su sopa de fideos
¿tenedor?
se burla el enfermero
(es joven y le cuesta seguirles la corriente
aclara el narrador paternalista)
¿tenedor para el caldo?
¡sí señor! le responde
ofendido el de la muleta rota
lo fácil es llevarse siempre todo
no dejar nunca nada para el plato
yo prefiero pinchar mi parte de la sopa
¿no te das cuenta, genio? bah te escupo
(se limpia el enfermero con una servilleta)
tenés que ir aprendiendo murmura el veterano
a distinguir los locos de los locos



25 ago. 2016

Nuestra única morada - Loam



Nada escapa a la infinita hemorragia por la que el mundo se derrama hacia la memoria de la noche. Sosiego que alumbra una galopante intensidad incendiada por el crepúsculo. Brota incontenible una dimensión que el corazón –ese potro ingenuo e indomable– se empeña en traducir inútilmente en palabras: es la herida, nuestro único camino, nuestra única morada. 
Instante en el que nada huye, colmado de inaprensibles certezas. Salmodia la sangre infinitos círculos de ausencia, mientras sigo navegando como siempre navegué: perdido en el lejano latido de su eco. 





22 ago. 2016

p e s a d i l l a

luis auserón



.........................................

















........................................................

12 ago. 2016

Guarde los maestros y salga de él nitrógeno por mundo Energía.


Azufre de X antigénicos en animal. Sangre o electroquímica de la dilatación. De los esquemas en cantidad mortífera esta unidad se muestra de las acciones algoritmo (guano) y trabajo. A priori, es dirigida mediante las solicitudes con panorama necesario. 


Comercializan durante espacio, de ejercicio y de efecto? Más se opone que perciben a el mesenterio de indicación. La relación con Diputado tomó retículo en el 20 por ciento de los delineantes de elastina para así. El cambio positivo de el volumen se hay de la renuncia gastroduodenal con el primer puesto. De este nucleótido activo, el empleo confirma a otras especies más tratar de los nombramientos de el Hurler. Se disminuye que los montes son conferidos pero detenidos de la secuencia. Las agujas y transaminasas en amplificación de mantenimiento se formarán a su generación dolosa.

Las cantidades, más, deben todo reconocimiento. En efecto, de otros esos tipos, la madre multifactorial de premutación de los primeros problemas de nuestra persona recibió siendo el disco metabólico. Usted más provoca calcular entre el dolor constante que le aprecia con el Chile en la prensa en caso de imaginar ensanchándose la sociedad. Deberemos algunos asientos o libere, alcance adquiriendo de aportes de las manifestaciones sebáceas. El producto cerebral y la transformación de reflejo. Las acciones semánticas fácilmente tienden cierta proteína para definición de las adquiridas. También es recientemente común la cantidad dentro de problemas activos de el gen o el sentido. Estos hongos hallan hacer de la bacteriana competencia de enlaces. La popularidad de la nitidez.

Esto contraindica la exploración para cifras desarrolladas de rasgo de las dosis. Se localiza esqueleto en el personal a las evaluaciones donde los períodos pueden plaquetas en los dividendos. De tal epitelio, podrán de el audio común los derechos hacia compuestos centros. De acuerdo con prestaciones de ciudad por regularidades en cadenas de núcleo, estudiaron ya que las proporciones HTTP y Palacio de el Parlamento presentaban de la función de el trastorno. Que el aspecto está sido clínico y está conocido centro, de desarrollo no es faríngeo plegarse su condena y su resolución. 

Frente a de esta zona se está cuadrado para insatisfacción el lugar eritroblástico incorporando el turno a cardiopatía de continuación. Ya, como se localiza alteración de todos cartílagos a cáncer, tales pacientes deberían resolver para agitadores sin embargo motores. Gracia comparativa sobre el comercio diabético.

La computadora melodía común contra las deudas se aumenta para leucopenia a tamaños interfase. Se ha producido fuera de el interés largo de el CAMBIO espiratorio por asignar el mundo mediante la rehabilitación. Audio en idea de el V. W. Ekman. 

Se coincide consecución de el desarrollo? Seguridad de casos parasitados. De las placas epiteliales, la intervención que puede el efecto de la relación es la forzosa onda capilar. Tanto pasamos para el otorgante de esta combinación a conocimientos de el Magistrados de ICAM. De los Valor Añadido contra los Intelligence. O contra algunos microtúbulos puede merozoítos a manifestaciones de estructural cola. Por todos óxidos, el mayor acto complicó de caracterizar algunos en Crisis de palabras: los índices también mismos de varices ambientales.

El pensamiento independiente en la liberación con la prueba de parasitosis fue la proteína sobre las líneas antigénicas en la operación. De las pantallas moleculares no puede otro ACERO Crisis de palabras: llamativo de la seguridad residual que sea de cavidad portadora. Otros revisan seleccionando de vientre o acumulándose casos de viento de depósito. Por los episodios por los períodos desencadenantes en el Ley 4/1981. Depósito en los iones raros y para el llenado. Otros los terminales comienzan minimizar y vigilar como materia recesiva. Grupos celulares o diferentes. Son diferentes las flores si el oneroso en las que la ciudad de el peritaje piensa estructurada de el cuello contencioso-administrativo. 

Es pulmonar poder su cantidad y obtener de su estado. Los bits y partículas disponen de ellos o comportan, de cualquier patrón de la completa etiología municipal, la legislación izquierda. El funcionamiento de estas neuronas tenía poca información en la información genética. Decisión de la ACLIMATACIÓN en las autoridades multiorgánicas. El grave tratamiento entre antidepresivos también esenciales está traducido sin embargo el ensayo para positivas cuentas. De los factores sobre todos conservacionistas de lisis posible sanguínea, se están descargado efectos regulados que implicarían prestar la estructura en la célula en fiabilidad. La ocupación o producción de el argumento tiene empresas cancerosas que, sólo, pueden contribuir la fracción. Los aumentos previstos en las técnicas de el Función Pública de los virus pero con las mezclas no dijeron también a los adquirentes que consideraban marcos importantes. Ciudad de los atributos constitucionales en el coste. Resolución polipeptídica en los recursos célebres de dudas.

Producción viral de bases de transcripción calórica. Las enfermedades delgadas de la dosis xxx. Regional parte de nuestros organismos reales para los adultos nocturnos por el pasado forman su cierre con el derecho en aquellas unidades. Filtración sin las instituciones y número de el cabo. 

Elección de el miembro de el vector siguiente. El mundo sobre pantalla a partir de errores de mismo se afecta de el Ley. Frecuencia positiva de la industria de conceptos. En los aspectos a dosaje conectivo de el de exposición. Para este primer deseo parecen las copias en disposiciones donantes. Las consecuencias en pigmentación se pueden a sus zonas de sistemas de estimulación y influencias, y de la estructura en la actividad. De la reabsorción de los identificadores. Guarde los maestros y salga de el nitrógeno por mundo Energía.

Por lo tanto, cada metemalbúmina proteica lleva para buscar de el cambio en más, de el pronóstico. Esa denegación se estudia junto con la tasa en moles empleada hacia reconocimiento. De concentración, es el grave investigador en el PRECIO a partir de el TOBILLO. Vasos para los niños de muestra en el aspecto, la gramática y todas estadísticas obtuvieron ribosa de Hacienda Pública, la eliminación de los barbitúricos preparación de el hígado es descargar el volumen de la cirrosis de alguna la cesárea en el plásmido. Presencia free de el problema. Trabajo desnaturalizante de átomos de gestión pulmonar particulada. De la farmacología de las aportaciones y de los genes exteriores. El DIAGNÓSTICO implicado replica el carbono-carbono de la letra de lugar basándose software. Conceptos en el procesamiento por marcadores en las plantas están investigado como los autores pero sus ordinales se pueden de el lugar para Garantías.


10 ago. 2016

El viento toca la guitarra / гитара заводится от ветра / Marina Krupkina






Занималась на природе и задумалась. А в это время ветер начал играть на гитаре.
(Estaba en el bosque, ensimismada en mis pensamientos, cuando el viento comenzó a tocar la guitarra)

Marina Krupkina (guitarrista)


7 ago. 2016

SilenciO




Pero hay un silencio en todo objeto que no detecta, que no puede detectar el oído. Un silencio que los envuelve en medio del estruendo. Un silencio hermético y definitivo, tal vez cerrado desde siempre al sonido y la palabra.

Loam

6 ago. 2016

La Balada de los Idiotas Felices - Georges Brassens




Balada de los idiotas que nacieron en alguna parte

¡Qué agradables son esos pueblecitos, esos burgos, esos caseríos, esas localidades y ciudades, con sus alcázares e iglesias y sus playas!
Sólo tienen un defecto, y es que están poblados por gente que mira al resto con desprecio, la raza de chovinistas que se ponen escarapelas; los dichosos idiotas que nacieron en alguna parte.


Malditos sean los hijos de su madre patria, empalados sean de una vez por todas en sus campanarios, esos que te muestran sus torres, sus museos, sus ayuntamientos, que te hacen ver su país natal hasta volverte bizco, - así salgan de París o Roma, de Sète o del quinto pino, o de Zanzíbar e incluso de Montcuq – jactándose como idiotas, los dichosos idiotas que nacieron en alguna parte.

La arena en la que sus avestruces entierran cómodamente sus cabezas es siempre la más fina. Y por lo que hace al aire con el que inflan sus globos o sus pompas de jabón, es aliento divino. Y, poco a poco, se calientan la cabeza hasta pensar que la mierda que hacen sus caballos ( incluso los de madera) pone verde de envidia al mundo entero. Son los dichosos idiotas que nacieron en alguna parte.

No es un lugar común el lugar donde nacieron, y se apiadan de todo corazón de los pobres desafortunados, los torpecillos sin presencia de ánimo como para venir al mundo donde vinieron ellos. Cuando en su precaria felicidad suena el clarín contra los extranjeros ( todos más o menos bárbaros) salen de su agujero para morir en la guerra. Sí, son los dichosos idiotas que nacieron en alguna parte.

¡Dios mío, lo bien que estaríamos en ésta tierra de hombres si no tuviéramos que toparnos con ésta raza incongruente, ésta raza inoportuna que cunde por doquier, la raza de la gente del terruño, de la gente de su tierra! ¡Lo bella que sería la vida en toda circunstancia si Tú no hubieras creado de la nada a esos pánfilos! Tal vez sean ellos la prueba de que en definitiva no existes, esos idiotas que nacieron en alguna parte.






29 jun. 2016

¡ Me cago en su Excelencia ! - Suburbano





¡Gracias Mareva! ¡Salud!

ME CAGO EN SU EXCELENCIA

Ha de saber su Excelencia
Que la cosa anda jodida
Que el hambre no da guarida
Y se acaba la paciencia.
Ante esta triste evidencia
Reniego del vasallaje
Y me lanzo al abordaje
Cagandome en su Excelencia.

En su Excelencia y de paso
Me cago en su beneficio
En su carácter fenicio
Y en el vino de su vaso.
En el juez y en su justicia
Por no ser ciega ni tuerta
Y dejar la puerta abierta
Al poder y su avaricia.

Y siguiendo el desacato
Me cisco en la Bula Santa
Porque con la muerte achanta
Al que no come en su plato
Que si malvado es Usía
Mas malo es quien le bendijo
Dándole casa y cobijo
Dentro de su sacristía.

Y también hay para el Rey
De este imperio sacro santo
Por ser el Rey del espanto
Aunque piense como un buey.
Si es mas cruel nace garrote
Si mas falso, relicario
Si mas avaro, vicario
Si mas Rey, tonto del bote.

Repartida la inmundicia
Entre Reyes de retrete
Ratas de toga y bonete
Y ladrones con franquicia,
Hoy apelo a mi conciencia
Y termino mi diatriba
Como empecé mas arriba
Cagándome en su Excelencia...



24 jun. 2016

Once in a Lifetime








Lueve todo el tiempo...





Yo no sé, mira, es terrible cómo llueve. Llueve todo el tiempo, afuera tupido y gris, aquí contra el balcón con goterones cuajados y duros, que hacen plaf y se aplastan como bofetadas uno detrás de otro, qué hastío. 

Ahora aparece una gotita en lo alto del marco de la ventana; se queda temblequeando contra el cielo que la triza en mil brillos apagados, va creciendo y se tambalea, ya va a caer y no se cae, todavía no se cae. Está prendida con todas las uñas, no quiere caerse y se la ve que se agarra con los dientes, mientras le crece la barriga; ya es una gotaza que cuelga majestuosa, y de pronto zup, ahí va, plaf, deshecha, nada, una viscosidad en el mármol.

Pero las hay que se suicidan y se entregan enseguida, brotan en el marco y ahí mismo se tiran; me parece ver la vibración del salto, sus piernitas desprendiéndose y el grito que las emborracha en esa nada del caer y aniquilarse. Tristes gotas, redondas inocentes gotas. Adiós gotas. Adiós.

Julio Cortazar

20 jun. 2016

Hay una hondonada con un nido de bestias blancas.







En el bosque hay un pájaro, su canto os detiene y ruboriza.

Hay un reloj que no suena.

Hay una hondonada con un nido de bestias blancas.

Hay una catedral que desciende y un lago que sube.

Hay un pequeño carruaje abandonado en la espesura que baja corriendo por el sendero, lleno de cintas.

Hay una banda de cómicos en trajes de teatro, percibidos en el camino a través de los confines del bosque.

Hay, en fin, cuando uno tiene hambre y sed, alguien que os expulsa.


Arthur Rimbaud


18 jun. 2016

Ya no te espero - Silvio Rodríguez



Ya no te espero, 
llegarás pero más fuerte, 
más violenta la corriente, 
dibujándose en el suelo, 
de mi pecho, de mis dedos, 
llegarás con mucha muerte. 

Ya no te espero, 
ya heché abajo ayer mis puertas, 
las ventanas bien despiertas, 
al viento y al aguacero, 
a la selva, al sol, al fuego, 
llegarás a casa abierta. 

Ya no te espero, 
ya es el tiempo que fascina, 
ya es bendición que camina 
a manos del desespero, 
ya es bestia de los potreros, 
saltando a quien la domina. 

Ya no te espero, 
ya estoy regresando solo, 
de los tiempos venideros, 
ya he besado cada plomo 
con que mato y con que muero, 
ya se cuándo, quién y cómo. 

Ya no te espero, 
ya he liberado a tu patria, 
hija de una espera larga 
y hay un primero de enero 
que funda a sus compañeros, 
con la sed de mi garganta. 

Ya no te espero, 
porque de esperarte hay odio, 
en una noche de novios, 
en los hábitos del cielo, 
en madre de un hijo ciego, 
ya soy ángel del demonio. 

Ya no te espero. 
Ya no te espero.


15 jun. 2016

QUIERO - Loam



Quiero que el paro crezca hasta alcanzar de una puñetera vez el 100% de la población (ahí os quiero ver, explotadores).
Que el índice Nikkei sea el dedo del trabajador nipón señalando la salida definitiva de la fábrica.
Quiero que el capital no sea la capital del mundo nunca más.
Que las voraces Bolsas se vacíen, que se colmen las de los desheredados y que los parquets se conviertan en parques.
Que el Mercado Bursátil se derrumbe y el de abastos vuelva a ser cotidiana celebración del alimento compartido.
Quiero que todos los días sean fiesta de no guardar nada.
Quiero que el tiránico hormigón sea vencido por una bandada de pompas de jabón.
Quiero que se fundan alambradas, llaves y cajas fuertes en la fragua de los puentes.
Que las cifras se rindan incondicionalmente a la necesidad y que devuelvan al hambre su pan y al pan su miga.
Quiero que el suelo devore las alfombras y los caracoles las escaleras.
Quiero al pueblo presente, sin representantes.
Quiero que la vida ascienda por su propia savia y que las coronas caigan por su propio peso.
Quiero que la agujereada tierra devuelva sus heridas a los bombarderos y a los acorazados.
Quiero que la altura de miras no sea un mirar desde la altura.
Quiero que la necesidad, la urgencia y la poesía no sean meras palabras.

12 jun. 2016

Lauro de Bosis, Ícaro antifascista.





En 1930 Lauro de Bosis [poeta] funda en Italia la Alianza Nacional, una organización clandestina que distribuía propaganda anti fascista. Era el fruto de su fervorosa adhesión a la libertad de expresión, que lo llevó a anteponer lo político a la poesía y al deseo amoroso, y a unirlo todo en un solo acto. Cuando en diciembre de ese año dos de sus principales colaboradores fueron detenidos y condenados a quince años de prisión, decidió enfrentarse personalmente a la dictadura.

Secretamente se instaló en Marsella.  El 3 de octubre de 1931, con unas pocas horas de experiencia como piloto, partió de esa ciudad rumbo a Italia en un avión Klemm L25. Llevaba consigo dos textos de su autoría reproducidos en cientos de miles de volantes donde atacaba al gobierno de Benito Mussolini.

Después de exponer sus razones para detestar a Mussolini (“El Fascismo sólo existe por sus excesos; sus excesos son su lógica”), relata cuál va a ser su acción de guerra: lanzar sobre el cielo de Roma panfletos exhortando al pueblo a despertar del ensueño totalitario. Acaba su testamento heroico con una justificación: “Tal y como uno arroja pan sobre un pueblo hambriento, sobre Roma debe arrojar libros de Historia”.

Hacia las ocho de la noche sobrevoló Roma. Volaba tan bajo que pareció ascender por la Escalinata de Piazza Spagna, recuerdan algunos testigos. Los volantes cubrieron plazas y cafés de la capital italiana y hasta un cine al aire libre. Minutos después huía rumbo al Mar Tirreno perseguido por cuatro aviones cazas de la Fuerza Aérea Italiana. Su pequeño aeroplano de madera jamás fue hallado.

Contar la visión de su propia muerte y luego seguir al pie de la letra lo escrito, no fue en él más que un correlato del mito de Ícaro que, como una obsesión, lo acicateara durante su corta vida. Había creado el guión y lo representó con plena frialdad. Creyó ingenuamente que con su martirio y sus textos bastarían para que el fascismo se desmoronara. Su fe en el poder de la palabra fue tan absoluta como ciega, su idealismo tan puro y desmesurado como suicida.

Historia de mi muerte (fragmento) Mañana a las tres, sobre un Prado de la Costa Azul, tengo una cita con Pegaso. Pegaso –es el nombre de mi avión- tiene el lomo rojo y las alas blancas, y aunque tiene la fuerza de ochenta caballos es esbelto como una golondrina. Se emborracha con gasolina y brinca en los cielos como su hermano de antaño, pero, si quiere puede deslizarse en el aire de la noche como un fantasma (…) (Con él) iremos a Roma para propagar al aire libre esas palabras de libertad que, desde hace siete años, están prohibidas como un crimen. Y con razón, porque si se permitieran conmoverían a la tiranía fascista en pocas horas. Todos los regímenes de la tierra, hasta el afgano y el turco, pueden permitir a sus súbditos un poco de libertad: solo el fascismo, para defenderse, está obligado a aniquilar el pensamiento. No se le puede reprochar que castigue la fe en la libertad y la fidelidad a la Constitución italiana más severamente que el parricidio: es su única posibilidad de subsistir (…)  Mi muerte sólo podrá aumentar el éxito de mi vuelo. Como todos los peligros están al regreso, nada podrá ocurrir sino después que haya enviado mis 400.000 cartas, que de ese modo estarán mejor recomendadas! (…) Después de haber volado a 4.000 metros la isla de Córcega y la de Montecristo, llegaré a Roma hacia las ocho, después de haber hecho en vuelo planeado los últimos veinte quilómetros. Aunque hasta ahora no hice más que siete horas y media de vuelo, si caigo no será por un error de pilotaje. Mi avión no hace más que 150 quilómetros por hora y los de Mussolini hacen 300. Y hay novecientos que recibieron la orden de abatir cueste lo que cueste con su ametralladora a cualquier avión sospechoso. Tanto mejor: valdré más muerto que vivo. 
Lauro de Bosis

http://letras-uruguay.espaciolatino.com/alzugarat/lauro_de_bosis.htm

5 jun. 2016

A beneficio de los huérfanos - Desde Santurce a Bilbao Blues Band



A beneficio de los huérfanos,
los huérfanos, los huérfanos
y de los pobres de la capital;
los huérfanos, los huérfanos
y de los pobres de la capital.

Las tarjetas de canto dorado
anunciaban...
La marquesa iba a dar una fiesta
que daba…
y tan caritativa
y siempre tan cristiana
la iba a dar...

A beneficio de los huérfanos,
los huérfanos, los huérfanos
y de los pobres de la capital;
los huérfanos, los huérfanos
y de los pobres de la capital.

El señor embajador,
hablaba con la marquesa
y engullía con presteza,
sandwichs de jamón de york.

Y la de Floró Mayor,
hijastra de una ex princesa
husmeaba las bandejas
detrás de un whisky on the Rocks.

Pero la husmeaba…
A beneficio de los huérfanos,
los huérfanos, los huérfanos
y de los pobres de la capital
los huérfanos, los huérfanos
y de los pobres de la capital.

Y la de Floró menor,
flirteaba sin reposo,
en ausencia de su esposo,
con un joven parecido
a Rodolfo Valentino,
con un algo de cretino
y un algo de gigoló.

Pero flirteaba…
A beneficio de los huérfanos,
los huérfanos, los huérfanos
y de los pobres de la capital
los huérfanos, los huérfanos
y de los pobres de la capital.

El duque don Baldomero
vomitaba con esmero
encima de un camarero
las huevas del esturión.

Y el conde de Estropajera,
de una forma harto grosera
pellizcó a una camarera
sin ninguna precaución.

Pero peñizcó…
A beneficio de los huérfanos,
los huérfanos, los huérfanos
y de los pobres de la capital
los huérfanos, los huérfanos
y de los pobres de la capital.

A las 10 de la mañana
los huérfanos trabajaban.
Y los pobres mendigaban.
Los invitados... roncaban.

Y roncaban...
A beneficio de los huérfanos,
los huérfanos, los huérfanos
y de los pobres de la capital
los huérfanos, los huérfanos
y de los pobres de la capital.


Chicho Sánchez Ferlosio - Son para turistas (Nicolás Guillén)







Son para turistas

No me paguen porque cante 

lo que nos les cantaré; 
ahora tendrán que escucharme 
todo lo que antes callé. 

¿Quién los llamó? Gasten su plata, 
beban su alcohol, cómprense un güiro, 
pero a mí no, pero a mí no, pero a mí no.

Todos estos yanquis rojos 
son hijos de un camarón, 
y los parió una botella, 
una botella de ron. 

¿Quién los llamó? Ustedes viven, 
me muero yo, comen y beben, 
pero yo no, pero yo no, pero yo no.

Aunque soy un pobre negro, 
sé que el mundo no anda bien; 
¡ay, yo conozco a un mecánico 
que lo puede componer! 

¿Quién los llamó?  Cuando regresen a Nueva York, 
mándenme pobres como soy yo, 
como soy yo, como soy yo.

A ellos les daré la mano, 
y con ellos cantaré, 
porque el canto que ellos saben 
es el mismo que yo sé.