28 dic. 2015

Algo queda - Agustín García Calvo - Antonio Selfa



¿Queda algo de lo que pasa,
amor? Algo queda.

De las estrellas de anoche
que borró la mañana
huellas hay entre la yerba,
no sé qué letras de plata,
para que tú las leas.

Algo de lo que pasa,
amor, algo queda.

La rana misma que ahora
ha saltado a la charca,
zas, se fue, pero nos deja
onda tras onda en el agua:
nunca sabrás la cuenta.

Algo, algo de lo que pasa,
amor, algo queda.

Al aire, apenas decirla,
se voló la palabra:
eco y eco de ella ruedan
sin fin perdiéndose tras las
nubes y las estrellas.

Algo, amor, de lo que pasa,
algo queda.

Y del amor que en tus labios
una vez palpitara,
eco y onda y clara seña
laten y alientan y granan
donde ni tú lo sepas.

Algo queda de lo que pasa,
amor, amor, algo queda.

Agustín García Calvo - 1984

21 dic. 2015

Y ahora me importa una mierda - arpaviejas



Y ahora me importa una mierda
el que todos se han marchado
y solito me kedado de la mano del diablo
Y ahora me importa una mierda el saber lo que he perdido
pero no sabes la pasta que llevo gastada en vino

Y ahora me importa una mierda
Y ahora me importa una mierda
Y ahora me importa una mierda
si he llegado o me he rendido
o si me he parao mil años pa' beber junto a los míos
y ahora me importa una mierda el saber que he defraudado
el saber que nunca he dado lo que de mi se ha esperado

Y ahora me importa una mierda
Y ahora me importa una mierda
Y ahora me importa una mierda
Y ahora me importa una mierda

Y ahora me importa una mierda
porque vivo a mi manera
y la gente me critica porque no tengo bandera
y ahora me importa una mierda el saber que me he perdido
entre montañas de costo y grandes mares de cerveza

Y ahora me importa una mierda
Y ahora me importa una mierda
Y ahora me importa una mierda
Y ahora me importa una mierda

Y ahora me importa una mierda

Y ahora me importa una mierda si vomito en mi chaqueta
juntando dos tres y días
todo en una borrachera
y ahora me importa una mierda de sentir la ultima pena
el día que contra el suelo se me rompa una botella

Y ahora me importa una mierda
Y ahora me importa una mierda
Y ahora me importa una mierda
Y ahora me importa una mierda

Y ahora me importa una mierda si me meto en la pelea
a mantel de la cerveza
a mantel de la quimera
y ahora me importa una mierda si el puto mundo revienta
porque después de la calma siempre viene la tormenta

Y ahora me importa una mierda
Y ahora me importa una mierda
Y ahora me importa una mierda
Y ahora me importa una mierda

7 dic. 2015

Anne Naysmith, "La harapienta Señora de Chiswik"


La conocen por La harapienta Señora de Chiswik, 75 años, famosa pianista. En 1970 un hombre le rompió el corazón y decidió desaparecer profesionalmente viviendo una vida escondida. Primero la desalojaron de su piso, por lo que decidió vivir en su propio coche a la edad de 39 años, viviendo en el mismo por espacio de 20 años ante el desconcierto de los vecinos. 




Después la desalojaron teniendo que ir a vivir en la parte baja de un parque, y ahí hizo su huertito y empezó a sembrar sus matitas, plantitas y frutales. Hasta que llegaron unos vándalos, le tumbaron su techo y arrasaron con el jardín que con tanto amor había cuidado.

A pesar de que a través de los años recibió ofertas de cuidado, las negó, quería vivir a solas. "Este era el jardín que yo misma había hecho, no había razón de que lo destrozaran, todo porque los trabajadores del parque querían proteger esta zona de los ladrones".



Su día normalmente comienza cuando se levanta de su refugio, se lava en baños públicos y limpia su ropa en un grifo de agua de la gasolinera. 

Se pasa la mañana recorriendo tiendas para ver que puede recoger para comer ella y sus palomas.

Una vez por semana se mete de lleno en sus libros y en su biblioteca de música, única concesión a su anterior vida, de la cual rehúsa hablar. 


Después de que derrumbaran su refugio, la policía la encontró en estado de shock. La respuesta que dieron los constructores fue que no sabían "que tanto significaba ese lugar para esa señora". El daño ya está hecho y ahora ella no sabe a dónde ir.


Bïa y Lhasa de Sela - "Los Hermanos"

6 dic. 2015

Lhasa de Sela - En cualquier lugar de este camino



Ahora vivo en este país
y atiendo a este nombre,
hablo esta lengua,
no es exactamente igual,
por ninguna otra razón
este es pues mi hogar,
y los lugares en que solía estar, lejos de mí se fueron.

Has viajado largamente,
sólo debes seguir.
Ni mires atrás para ver
cuán lejos has llegado,
aunque tu cuerpo se vence
bajo la carga,
no hay ningún lugar donde parar,
ninguno en este camino.

Mi corazón se rompe,
no puedo dormir,
amo a un hombre,
él tiene miedo de mí,
cree que si no está en guardia
cuchillo en mano y vigilante,
le haré mi esclavo
para el resto de su vida.

Amo este instante
en el que simplemente la marea cambia.
Habrá un final
para la nostalgia y el anhelo.
Si puedo resistir
a ángeles y hombres,
nunca más me engullirá
la oscuridad.

Has viajado largamente,
sólo tienes que ir,
ni mires atrás para comprobar
cuán lejos has llegado,
aunque tu cuerpo se vence
bajo la carga,
no hay ningún lugar donde parar,
ninguno en este camino...
ninguno en este camino.