22 nov. 2015

Canción homenaje a la XV Brigada Internacional - Christy Moore.



Diez años antes de que viera la luz de la mañana
llegó una camaradería de héroes.
De cada esquina del mundo llegó navegando
la décimoquinta brigada internacional.

Vinieron para respaldar al pueblo español.
Para intentar detener la creciente marea fascista.
Los aliados de Franco eran poderosos y ricos,
los hombres de Frank Ryan vinieron del otro lado.

Hasta los olivos estaban sangrando (1)
cuando la batalla de Madrid tronó.
La verdad y el amor contra las fuerzas del mal,
la fraternidad contra el clan fascista.

¡Viva la Quince Brigada!
"No pasarán" el compromiso que les hizo luchar.
"Adelante" era el grito por toda la ladera.
Recordémosles a todos esta noche.

Bob Hillard era pastor de la Iglesia de Irlanda;
desde Killarney vino a través de los Pirineos.
De Derry vino un joven y valiente hermano cristiano.
Lucharon y murieron juntos en España.

Tommy Woods, de diecisiete años, murió en Córdoba.
Con Na Fianna él aprendió a sostener su arma.
Desde Dublín a Villa del Río
donde luchó y murió bajo el sol de España.

Muchos irlandeses oyeron la llamada de Franco,
junto a Hitler y Mussolini también.
La propaganda del púlpito y de los periódicos
ayudó a O'Duffy a alistar a su banda.

El llamamiento vino de la Iglesia: 'apoye a los fascistas'.
Los hombres de la sotana fallaron otra vez
cuando los obispos bendijeron a los 'camisas azules' en Galway mientras navegaban bajo la esvástica hacia España.

Esta canción es un tributo para Frank Ryan.
Kit Conway y Dinny Coady también.
Peter Daly, Charlie Regan y Hugh Bonar.
Aunque murieron muchos, sólo puedo nombrar a algunos.

Danny Doyle, Blaser-Brown y Charlie Donnelly.
Liam Tumilson y Jim Straney de Falls.
Jack Nally, Tommy Patton y Frank Conroy,
Jim Foley, Tony Fox y Dick O'Neill.

(1) Mención a la última frase del poeta Charlie Donnelly antes de morir en la batalla del Jarama.

1 comentario:

  1. ésta canción remueve todas las piedras y pone como escarpias la piel y la sangre y el olvido... sólo con imaginar, los ojos y sueños, de esos hombres, cuando viajaban en el tren, sujetando un fusil y a todo el cielo, en sus venas, se puede destruir un estado, se puede cualquier cosa, sólo con varios centenares de personas así que a su vez acaricien y nazcan sus sueños en otras personas..... se puede derribar al fascismo y a todas sus sombras, aunque ellos tuvieran el poder económico y más armas y apoyos, aunque ganaran la guerra..... la semilla de esas personas es indestructible

    ResponderEliminar