3 jun. 2016

Ni el retrato de un abuelo que ganara una batalla




Ante la amenaza de inundaciones, personal del museo de El Louvre
se dispone para poner a salvo las obras que éste alberga.



¡Qué lástima
que no pudiendo cantar otras hazañas,
porque no tengo una patria,
ni una tierra provinciana,
ni una casa
solariega y blasonada,
ni el retrato de un mi abuelo que ganara
una batalla,
ni un sillón de viejo cuero, ni una mesa, ni una espada,
y soy un paria
que apenas tiene una capa...
venga, forzado, a cantar cosas de poca importancia!

León Felipe



Refugiados sirios huyendo de la guerra a punto de ahogarse




1 comentario:

  1. un disparo a toda ese ética burguesa y solvente, atraviesas entraña... qué tan lejanas las manos sino podemos ayudarles a ellxs.

    ResponderEliminar